lunes, 24 de noviembre de 2008

Promocionando el evento equivocado: hotel de 7 estrellas frente a las Olimpiadas Especiales


¿Nos hemos vuelto todos locos? Al parecer son muchos, al menos 2000, los que no tienen ni vergüenza ni conciencia. El fin de semana pasado se celebró en Dubai la que se supone ha sido la fiesta de inauguración más cara de la historia, y cerraba una semana en la que la bolsa de ese mismo Dubai había perdido 30.000 millones de dólares y cientos de empleados de empresas relacionadas con la propiedad y la construcción habían sido despedidos como consecuencia de la cancelación de más de 45 proyectos hace 15 días..... pero oye, esto es Dubai nena y aquí de lo que se trata es de ser más y mejor que el resto del mundo, y si hay que celebrar en plena crisis, ¡pues se celebra! Y a lo grande... y ya se pagarán las consecuencias con lo que presten los vecinos. Hasta que los vecinos cierren el grifo...


La inauguración era de un hotel de 7 estrellas que no pienso nombrar –al parecer un paraíso para niños y nuevos ricos, ya ves tú- en una de esas islas artificiales construidas por miles de esclavos del siglo XXI, ¿estarían ellos presentes en la inauguración? Sarcasmos aparte, cabe destacar que entre los 2.000 invitados a la fiesta no había empleados de Kenzer International (la empresa dueña del hotel junto a Nakheel, alias el gobierno de Dubai). Y es que al parecer el mismísimo Sr. Kenzer fue el encargado de elegir y dar el aprobado una a una a las 2.000 personas –o debería decir VIPs y superestrellas­- invitadas. Las malas lenguass dicen que sólo aquellos con una utilidad específica o que podían servir de algo estaban invitados, incluso los directivos y altos cargos de la empresa fueron recibidos solamente si estaban dispuestos a servir comida y bebida a los invitados...




Vamos con lo más esncadaloso: la fiesta costó entre 20 y 35 millones dólares, de los cuales unos 14 millones fueron para los fuegos artificiales. Por supuesto, estos fueron los más espectaculares de la historia –suena tan a tópico por esta zona- superando a los de la ceremonia de apertura de las pasadas Olimpiadas en China, y los organizadores prometen que el millón de fuegos pudo verse desde el espacio, yo lo dudo.


El Sr. Kezner hizo unas declaraciones en días anteriores a la fiesta que motivaron este post. Según él, semejante fiesta estaba totalmente justificada, aún cuando su empresa acaba de despedir a 800 empleados en un hotel similar en Bahamas y al parecer las cosas en el de Dubai podrían ir por el mismo camino. La forma en que razona este señor es la siguiente: una fiesta de tal calibre es como unas Olimpiadas, sirven para llamar la atención del público a nivel mundial y promocionan ciudades, países o territorios. Además, 20 o 30 millones no representan nada, según él, cuando el hotel ha costado 1.500 millones... ¡a mí me parece que todo esto tendría que ser ilegal! O por lo menos pecado, en una zona tan coservadora y religiosa como esta. ¡¡Por Dios y por Ala, si hasta Linday Lohan y su novia estaban invitadas en un país musulmán!! Haram – Pecado (esto es por criticar, que nadie me mal interprete...).


Y ya que estamos con cotilleos, aplaudo a Ben Affleck que rechazó la invitación a la fiesta y se fue de misión humanitaria al Congo.


Pero ojalá otros eventos llamasen tanto o más la atención de los medios y del público como fiestas llenas de champagne y estrellas de hollywood. La misma semana en que se celebraba esta fiesta en Dubai, Abu Dhabi inauguraba un evento todavía más caro, y con mucha menos cobertura mediática: las 6as Olimpiadas EspecialesSpecial Olympics- para niños y adolescentes del Norte de Àfrica y Oriente Medio. Casi el mismo número de invitados y participantes que en la fiesta de Duabi, unas 1800 personas representaron a 23 países en 12 deportes distintos. Estas Olimpiadas han sido las más espectaculares en la historia de los juegos regionales, desde su primera edición en El Cairo en 1999.


Sin embargo, organizar semejante evento no es fácil, y tampoco lo es conseguir que los invitados –atletas, entrenadores, cuidadores...- hagan realidad su sueño de participar. Por desgracia, resulta casi imposible conseguir sponsors en el sector privado, las empresas no se mojan, porque este evento no llama la atención de casi nadie. Así que este año el Gobierno de Abu Dhabi, ni corto ni perezoso, se ha decidido por ser el patrocinador principal de los Juegos y ha cubierto todos los gastos relacionados con ellos, desde los billetes de avión a los hoteles, pasando por las comidas y el transporte in situ, o visitas organizadas durante la semana que han durado las Olimpiadas.


Entiendo que no es fácil ni práctico organizar algo semejante. La mayoría de los hoteles se han negado a hospedarles, y creo que sólo cinco han aceptado. Entre ellos está el mio y el de un amigo. Al parecer los destrozos son importantes, paredes pintadas, moquetas destrozadas, cuadros y espejos rotos.... todo daños materiales. Pero si pudiéseis ver sus ojos y sus sonrisas, lo entenderíais. Compartí ascensor con muchos de ellos varias veces a lo largo de la semana que pasaron aquí y cuando se desabrochaban la cremallera de sus chaquetas de uniforme para enseñarme sus medallas.... ¿qué puedo decir? Me sentía tan orgullosa de este sitio, de la familia real, de los chavales que con su emoción despertaban la mía y conseguían que se me escapasen grandes sonrisas y alguna lagrimilla.


Por desgracia nadie ha oido hablar de estas Olimpidas, porque estas no eran las de Pekín, ni se gastaron 14 millones en fuegos artificiales y otros muchos en langosta y champagne. Y porque a la gente le interesan los famosos, sus vesitdos y joyas, y el glamour. Así es el mundo y así es la vida.



5 comentarios:

ruidoperro dijo...

Hace unos días, mi chica y yo veíamos en la tele un reportaje de la inauguración de ese hotel, y los dos dijimos que si fuéramos George Clooney o Hillary Swank, forrados de pasta y capaces de crear corrientes de opinión con nuestos actos, le diríamos al dueño que se metiera la invitación por donde amargan los pepinos. Hoy descubro que un tío que no me cae demasiado bien, Ben Affleck, lo hizo. Bien por él.

Es increíble como esta gente nos copia la parte del progreso que más infelices les hará en un futuro.

Nayra dijo...

Creo que nos copian esa parte del progreso para intentar integrarse. Es un poco como China con sus JJOO, me recuerda bastante. Cómo esos países pueden permitirse ciertas cosas. Uno por pobre y antidemocrático y otro por conseguir lo que consigue con medios de ética nula, como adelantaba la elfa en Esclavos del siglo XXI. En realidad, todo esto debería ser boicoteable, especialmente la inauguración del hotel, donde la opulencia por la opulencia y la riqueza como medio de poder se explotan sin control. Besos

Nayra dijo...

Por cierto: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/11/25/internacional/1227609629.html

Carlos Hernández dijo...

La cuestión es que es muy facil criticar este tipo de eventos, pero habría que plantearse en que medida cada uno de nosotros estamos en cierto modo al servicio de empresas que potencian estas prácticas (en mayor o menor escala). Al fin y al cabo, tu negocio, Elfa, consiste, en cierto modo, en que las empresas se gasten unas cantidades de dinero para mi obscenas en darse a conocer en el norte, o en alimentar su ego personal. Y yo trabajo para algunas empresas cuya ética empresarial deja mucho que desear. Pero ninguno tenemos huevos (duros o escalfados) para dejarlo todos e irnos al congo, y de verdad, sin que se entere nadie, y no para ser noticia....Si te hubiesen invitado a la fiesta ¿hubieses ido? A mi me gustaría pensar que yo no ubiese ido, pero si soy sincero creo que sí.....

la elfa dijo...

Bueno voy a escribir un post con un par de relexiones sobre por que son asi, por que nos "copian" determinadas cosas... pero ya manana que hoy se me ha ido la inspiracion.
Carlos, yo no se si habria ido. Quiero pensar que no, quiero pensar como ruidoperro, que si tuviese algo de influencia en la opinion publica tambien tendria los huevos de decirles que los 20 millones podrian dedicarlos a otras cosas. Pero no lo se. Respecto a mi curro, o mas bien ex curro -ya te contare las diferencias con el nuevo-... tienes razon, pero hace tiempo que no me siento en absoluto culpable, porque hace mucho aprendi que ese dinero no se lo van a dar a los pobres del pais en cuestion, ni lo van a usar para mejorar las infraestructuras del pais, ni en mejorar la sanidad publica. Se lo van a guardar en el bolsillo, o se compraran un barco o unas vacaciones en el hotel este. Creeme, de eso estoy segura.
Pero tienes razon, todos podriamos poner un poquito mas de nuestro lado...