martes, 5 de abril de 2011

¡La memoria la tendrá fatal, pero los glúteos en plena forma!


La chica que trabaja en casa de mis padres tiene más de 40 años, aunque aparenta 25, y un déficit de  atención de caballo. Supongo que ya es tarde para tratárselo, pero aún así le sugiero a mi hermana que le haga terapia, como si fuese su RSC (Responsabilidad Social Corporativa) o un proyecto sin ánimo de lucro.

Su rutina diaria es casi de chiste. Esta es su mañana: Una vez le ha puesto el desayuno a mi padre recoge la ropa sucia de la familia en cada habitación, pero si el teléfono suena mientras está en ello, lo más probable es que olvide recoger el resto de la ropa sucia. Baja a poner la lavadora y a continuación empieza a hacer las camas. De pronto recuerda que tiene que preparar el té de mi madre y deja las camas tal y como están, normalmente a medias, con las almohadas desperdigadas por la habitación. Una vez en la cocina pone el agua a hervir y recuerda que ayer se olvidó de poner el lavaplatos después de cenar, así que lo pone ahora y por supuesto se olvida de las camas a medio hacer, y del cazo de agua sobre el fuego. Entonces vuelve a subir a limpiar los baños y según empieza le viene a la cabeza que la lavadora ya ha terminado y hay que tender la ropa, se lo hemos dicho mil veces, la ropa húmeda no debe quedarse en la lavadora durante horas. Así que deja el baño también a medias, con los estropajos y jabón en el suelo o sobre el lavabo, y baja a por la ropa, con intención de terminar con el baño a continuación. Cuando abre la puerta de la lavadora se da cuenta de que el barreño está en la terraza de arriba, donde suele tender la ropa para que se seque. Sube a por él y ve que la ropa que tendió ayer sigue ahí, vaya, no se ha descolgado por si sola.... recoge entonces esta ropa y la baja para planchar y/o doblar pero de camino suena el teléfono y corre a contestar, dejando el barreño en la escalera. Cuando cuelga el teléfono es hora de empezar a cocinar así que se dirige a la cocina donde encuentra el cazo al rojo vivo y sin agua, se ha evaporado tras una hora en el fuego. También ahora se da cuenta de que mi madre había desayunado mucho antes de que ella pusiese el agua a hervir y su taza está en el fregadero porque en el lavaplatos no cabía. Antes de empezar a cocinar decide barrer el suelo pero suena el telefonillo, el cartero trae un certificado, así que sale a por él dejando lo barrido en una esquinita de la cocina, ya que piensa recogerlo en un minuto. Una vez vuelve a la cocina se pone a cocinar.

Resultado, cuando llegamos a casa a comer la mesa no está puesta porque el programa del lavaplatos no ha terminado, en una esquina de la cocina hay migajas que nunca recogió, la ropa húmeda sigue en la lavadora, el barreño de ropa limpia en la escalera, las camas a medio hacer y el baño sin limpiar, con el estropajo en el lavabo. Pero ella se ha pasado, literalmente, la mañana trabajando y ha subido y bajado las escaleras 15 veces. ¡La memoria la tendrá fatal pero los glúteos en plena forma!
   
Foto tomada hoy a las 17:30 en la cocina, como prueba de lo que cuento. La pobre tiene las horas contadas en casa...

6 comentarios:

paule dijo...

Puedo confirmar que todo lo que acaba de escribir La Elfa no es NINGUNA exageracion, es mas diría que faltan varios detalles, que no me vienen a la mente ahora.

Lo que me pregunto es ¿cómo esta chica ha podido perdurar en su puesto de trabajo un añito entero?

Porque esta claro que todos estos despistes acarean broncas cotidianas............pero sin NINGUNA mejoria.

¿quien tiene mas paciecia en esta historia ?

ruidoperro dijo...

A parte de reírme en voz alta como un tarado, me estaba haciendo la misma pregunta que Paule.

¿Tu familia busca un atajo hacia la beatificación?

¡Que cruz!

karlos dijo...

XD jajaja me he reido mucho Elfa... qué retrato de una realidad!

Losbut dijo...

Me he reído, pero a la vez me ha dado miedo. ME siento tan identificado... a todo esto, tengo que dejarte, se me ha olvidado sacar la ropa de la lavadora. Besos Elfa.

German dijo...

Magnifico. Es un comentario dulcificado de una realidad hilarante, perversa y actual.

la elfa dijo...

Ruidoperro, Paule te diria que la chica "es de confianza" y "tiene buena intencion", y es cierto, pero a veces eso no basta!!

Karlos, te invito a que nos hagas una vineta ;)

Ciudadano X jajaja en serio eres como ella? pues mi hermana te hace terapia cuando quieras!

Os he dejado una foto como prueba de que no miento. Esto es solo un rinconcito de la cocina, imaginad la casa en general!!